PABLO ROMERO GIL (Q.E.P.D)

Ingeniero de grabación y Guitarrista

 

Pablo nació en la Ciudad de México (los antropólogos aún se encuentran debatiendo la auténtica fecha de nacimiento). Estudió música en la Escuela Nacional de Música de la UNAM en 1972 y también fue alumno del Conservatorio Nacional en 1974. De 1971 a 1975 fue discípulo del reconocido guitarrista Manuel López Ramos (los musicólogos aún se encuentran debatiendo si aprendió realmente algo en todos esos sitios).

 

Después de concluir su educación musical, Pablo se interesó por la ingeniería del sonido y estudia con el ingeniero David Baksht de 1980 a 1984. Casi inmediatamente es contratado por el maestro como ingeniero de grabación en el estudio Publiservicios S.A., donde trabajaría por un primer período de 1982 a 1985 y, posteriormente, de 1989 a 1995. Entre estos períodos continúa su carrera profesional en los estudios Promusic por un espacio de dos años.

 

Durante ese mismo período y paralelamente a su actividad como ingeniero de grabación, colabora como guitarrista con el grupo El Brujo junto a Joaquín “Negro” Ortíz y al siempre bien recordado flautista Jorge Gonzalez.

 

En 1996 trabaja para el ATM Studio de la ciudad de Querétaro donde permanecerá por un año.  Después de esto es reclutado por el Instituto Nacional Indigenista (INI) donde colaborará como ingeniero de grabación de 1998 hasta 2002, y por Cadisa Records de 2003 a 2005. Al año siguiente es contratado en el área de grabación de campo y producción del Atlas de los pueblos indios del estado de Hidalgo, donde permanecerá hasta el año 2007.

 

Finalmente, a partir del año 2008 y hasta la fecha continúa su actividad como ingeniero de grabación profesional en los estudios Santa María Audio Suite, de los cuales es socio e ingeniero especializado en posproducción y master.

 

Pablo colaboró con CRONOFONÍA como ingeniero de grabación, músico invitado y asistente de producción en México desde los inicios del proyecto y, tristemente, partió de este mundo antes de poder ver el resultado final. Su gran humor y espíritu acompañarán por siempre este proyecto.

© 2014 - 2020 by Cronofonia & bytonimax